Cómo los arquitectos chinos levantan edificios en 19 días

Encina los rascacielos de 50 o 60 plantas, ni tampoco lo que tardan en construirse: de media 20 o 30 días.

La empresa BSB (Broad Sustainable Building), cuya principal actividad ha decidido liderar la revolución de la nueva arquitectura prefabricada. Su presidente confía en que ha creado un modelo eficiente ecológicamente, seguro y limpio.

Según sus declaraciones: ‘Queremos que nuestros edificios sean la vanguardia en arquitectura moderna y que se conviertan en modelos del cuidado del medio ambiente. Nuestros arquitectos técnicos han tomado como prioridad ser responsables con el medio en el que se han construido, lo más eficiente económicamente posibles y que no produzcan contaminación’.

La responsable de comercio internacional añade: ‘Construimos en nuestras propias fábricas las piezas con las tuberías, piezas eléctricas y conexiones listas para su instalación. Este es el secreto para que construyamos edificios en tiempo récord. Las piezas vienen ya preparadas y apenas hay requieren trabajo por parte de nuestros operarios, es como montar un lego.

El cambio climático es un problema muy serio al que debemos enfrentarnos toda la humanidad, y con buenos diseños arquitectónicos podemos marcar un cambio importante.’

Bajo este método de diseño, tienen ya construidos unos 50 edificios en todo el país de China. Y uno en Méjico. Sin que haya habido una sóla víctima mortal.

Definitivamente hemos creado un nuevo modelo de construcción que podemos exportar al resto del mundo. Es mucho mejor que el tradicional y más barato.

Según cálculos, en su país les resulta un 30% más barato. Llegando hasta el 50% en países de Latinoamérica como Brasil. No sólo la construcción de los edificios es más barata, si no su posterior mantenimiento.

El producto estrella de sus aires acondicionados consume solamente un 10% en comparación con un aparato tradicional. Como podrás imaginar, este tipo de construcciones es ideal para viviendas sociales y edificios gubernamentales en países de desarrollo.

Otra gran ventaja en países tan contaminados como China y Japón es que el aire que se respira es completamente limpio dentro de los edificios.

Hotel Ark: Un hotel de 15 plantas construido en 6 días

Suena a ficción, pero es la realidad para esta empresa constructora. Realizó esta mega-construcción en su sede, la capital de Hunan para convencer a nuevos inversores.

Como desventaja, estos edificios con gran funcionalidad no son nada atractivos estéticamente: Las ventanas no se pueden abrir, las paredes de pladur son muy finas y dejan pasar todo el ruido. Además de que a la vista no son agradables.

 

Su mayor sueño arquitectónico: El Sky City

Un edificio en el que sus 30.000 habitantes (Sí, has leído bien) no tendrán que salir.  Con 200 pisos y 840 m de altura, su megalómano proyecto quiere que tenga de todo: Hospitales, tiendas, comercios… para que no tengan que preocuparse ni salir del edificio para nada.

Si logra construirlo, será el más alto del mundo, con 10 m. de altura más que el actualmente más alto (Burj Khalifa en Dubai).

Por el contrario, el gobierno chino no piensa lo mismo. Tan claro lo tienen que ordenaron parar los trabajos de la constructora justo un día antes de que empezaran la construcción.

Zhang había calculado que la primera fase, de los trabajos subterrános y construcción de los cimientos tardaría unos 6 meses y 7 meses para ‘montar’ el edificio. Pero los terrenos donde se iba a edificar siguen siendo solares vacíos.

Algunos rumores apuntan a la falta de seguridad pero los dirigentes de BSB lo niegan. Además para acallarlos, han realizando pruebas estructurales a escala para demostrar que su proyecto no tiene ningún riesgo.

¿Será posible que estas mega-construcciones se conviertan en estándar?